Multimodal

El transporte multimodal es aquel movimiento de mercancías que se desarrolla usando dos o más modos de transporte, cubierto por un contrato de transporte multimodal, entre lugares distintos.

El gran beneficio para el cargador es que un sólo interlocutor, el OTM (normalmente un transitario), actúa como porteador y se responsabiliza ante el cargador (exportador o importador) de todo el transporte, formalizándose un solo un contrato de transporte (simplificación jurídica de responsabilidad y documental).

 

Su nacimiento en la era moderna se asocia con la aparición y expansión del contenedor marítimo.

El transporte multimodal en contenedor presenta una serie de ventajas, entre otras:

- Se eliminan las manipulaciones entre origen y destino

- Transportes rápidos, económicos y más seguros

- Rapidez en la carga y descarga y mecanización de estos procesos

- Posibilidad de combinar eficientemente los medios de transporte adecuados según el envío

- Simplificación documental y reducción de las inspecciones

 

La Unión Europea apoya y fomenta la intermodalidad y la multimodalidad tratando de generar cadenas de transporte eficientes (comodalidad) y menos dependientes de la saturada carretera. Véase su Libro Blanco y sus actualizaciones así como sus planes y proyectos sobre la Red Transeuropea de Transporte, reequilibrio de las cuotas de mercado de los medios, fomento del ferrocarril y del transporte marítimo (autopistas del mar y Short Sea Shopping) en Europa, etc.